¿Qué es el "dropshipping" y cómo funciona?

¿Te imaginas crear una tienda en línea sin tener que invertir tanto tiempo y dinero en construir tu propio inventario? Adoptado por varias empresas, el dropshipping es un modelo de negocio que permite esta facilidad en la logística. Este sistema también es adecuado para aquellos que quieren iniciar un negocio en Internet, pero tienen poco capital.

El dropshipping es un sistema en el que la empresa que vende el producto actúa como intermediario entre el consumidor y el proveedor. La tienda recibe el pedido, gestiona el pago, realiza todo el cumplimiento y envía el pedido al proveedor, que se encarga de la preparación y entrega de los artículos.

El dropshipping es un modelo de negocio muy popular ya que reduce las barreras de entrada para abrir una tienda online. El comerciante se libra de tareas como administrar un almacén, controlar los niveles de inventario o gestionar los envíos. Todo eso hace que los gastos iniciales y de mantenimiento se reduzcan, y además ofrece mucha más flexibilidad para gestionar la tienda desde cualquier lugar y ofrecer una amplia selección de productos.

Cómo adoptar el sistema de dropshipping en su negocio

Antes de poner en práctica el dropshipping es necesario planificar. Es decir, crea tu modelo de negocio, estudia cómo hacer la gestión financiera de tu tienda virtual y definir cuál será tu nicho de mercado. Después, es el momento de buscar los mejores proveedores de cada producto y analizar los precios que cobran.

Pero el precio no debe ser el único factor de elección. Es muy importante tener en cuenta cómo satisfacen las demandas y cómo controlan las existencias y los envíos. El tiempo y la calidad de la entrega marcan la diferencia en la experiencia de consumidor que compra en línea. Así que investiga la reputación del proveedor en el mercado y si es fácil contactarlo, para evitar futuros problemas de comunicación o rendimiento.

Ventajas del dropshipping para las pequeñas empresas

El Dropshipping presenta varias ventajas para aquellos que están dando sus primeros pasos como empresarios en Internet.

  • Una de las principales es el hecho de que no tendrás la necesidad de invertir una gran cantidad para construir tu inventario.
  • Otra ventaja es la logística. Puedes trabajar con proveedores en diferentes regiones, países e incluso continentes que les faciliten la entrega a sus clientes. Además, sin necesidad de tener un inventario propio, es posible ofrecer una mayor variedad de productos y también probar diferentes nichos de mercado.
  • Poca inversión inicial. El minorista no debe realizar una fuerte inversión inicial para la creación de este modelo de negocio, por lo que se puede decir que ésta es una forma de crear una tienda barata.
  • Como negocio, los gastos fijos que genera son bastante más reducidos que si el negocio fuera físico. Los gastos variables están sometidos al éxito de las ventas, por lo que se asume poco riesgo creando este negocio.
  • Gran escalabilidad. Como tienda en el ámbito online, tiene todo un horizonte abierto para la venta de sus productos, la escalabilidad es un hecho.

¿Qué te parece la idea de empezar a vender tus productos mediante dropshipping? Suscribete a nuestro boletín y conoce más sobre estos temas.